Skip to content

Entre luces y sombras

El Real Madrid comenzó su periplo en el Bernabéu por la Copa del Rey en una fría y lluviosa noche que tendría que ser de fiesta. Tendría, y todo hasta que comenzó a rodar el balón. Volvía Kovacic, algo que a más de uno le causaba un hormigueo en el estómago. Hasta Zidane seguramente le ha echado de menos desde que aquella noche de Champions League se lesionara.

La afición también esperaba con ansia a aquellos chicos que entrenamiento tras entrenamiento, lo dan todo, pero, no tienen tantos minutos como merecen. Los Theo, Ceballos, Nacho rindieron a un nivel bajo. Pases imprecisos, despistes que un equipo como el Real Madrid no puede conceder en defensa. Empezó adelantándose el Fuenlabrada. Luis Milla batió a un Keylor Navas que vio como sorprendentemente recogió el balón de la red.

BALE MAYORAL AS

Mayoral celebra con Bale el 2-1 / AS

Llegada la segunda parte era tiempo de cambios. Entró Bale para jugar la última media hora y revolucionó el partido. El primer balón que toca el galés fue un centro a Borja Mayoral.

El Fuenlabrada estuvo cerca de cerrar una gesta histórica: que David se deshaga de Goliath como ocurrió hace años con el Real Unión o el Alcorcón, equipos que con poco fútbol desmontaron al Real Madrid

Cuando ya se dio por cerrado el partido y algunas butacas se vaciaban, el Fuenlabrada firmó el gol del empate. Álvaro Portilla puso la justicia en el marcador aunque el Real Madrid se llevó la eliminatoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: