El Betis, todo a una carta en Mestalla

Luis Aragonés durante la Eurocopa de 2008 repetía aquello de “Ganar, ganar, ganar y volver a ganar”. El Betis salió muy fuerte en la primera parte y aflojó en el segundo tramo del partido. El encuentro iba 2-0 y el Villamarín era una fiesta. Los aficionados se veían en una final 14 años después de disputar la última. Todavía de aquellas se recuerda a un Joaquín Sánchez mucho más joven, que años después recalaría en el rival de esta eliminatoria, el Valencia.

BETIS-VALENCIA

Joaquín sorprendido celebra el 2-0.  EFE / Raúl Caro

Precisamente él fue el protagonista del partido sin quererlo. Botó el córner y la jugada siguió. El árbitro pide el VAR. Cree que puede haber una situación de gol, pero uno de los dos linieres le tapaban. Acude al videoarbitraje y da correctamente el gol al jugador gaditano. 2-0 pero todavía mucho partido por delante.

El conjunto sevillano, a partir del minuto 60 le entrega el balón al Valencia y, a juzgar por los hechos, no sabe lo que le ha regalado al conjunto de Marcelino. Nueve minutos después, empieza el terremoto ché. El primer temblor le pone Cheryshev. Minuto 69 y el balón estaba en las piernas de Kevin Gameiro. Un centro bajo recorre el área bética y encuentra la cabeza del atacante ruso. El 2-1 seguía siendo un resultado que, aunque no era tan bueno, era realmente positivo para afrontar el partido de vuelta en Mestalla. Pero la noche se fue oscureciendo en Heliópolis para los jugadores de Quique Setién.

El Valencia llegaba cada vez con más claridad al área de Joel Robles. Corren los minutos y el 2-1 parecía cada vez más real hasta que en la transmisión de Tiempo de Juego (Cadena COPE) David Albelda, ex capitán del Valencia, dice que esto no ha terminado, que faltaba el empate del Valencia. Se siente el primer aviso en el Benito Villamarín antes de llegar al 90. La galopada de Gameiro deja a Cheryshev totalmente solo para batir a Joel Robles. El balón impacta en el palo pero, el Valencia está cada vez más cerca.

636851769028160949.jpg

Kevin Gameiro celebra el segundo gol del Valencia. EFE / Julio Muñoz

Tres minutos de tiempo añadido. El conjunto ché tenía 180 segundos para rascar un empate que no había podido llegar en 90 minutos. La sociedad Cheryshev – Gameiro lo volvió a hacer. Esta vez un pase milimétrico del futbolista ruso dejo al internacional francés sólo frente al portero del Betis. Minuto 91. 2-2. Game Over en el Benito Villamarín. El Betis confía todo a una carta en Mestalla: Ganar, ganar, ganar y volver a ganar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s