¿Ausencio? NO, diga Marco Asensio

Asensio se ha contradecido hoy. Ha tirado del carro del que, él comentó hace unos días que no tenía porque tirar. Pero lo hizo. Con un Real Madrid plagado de juventud y de algún que otro suplente en un equipo donde también se han dejado ver pesos pesados del vestuario.

Me gustaría hablar claro con vosotros. Ausencio no existe. No existe y no ha existido, existe alguien con un apellido parecido: Asensio. Si hombre, el número 20 del Real Madrid. Benditos haters que han estado escondidos todos estos años cuando Isco y Asensio han estado levantando Ligas y Champions. Han estado callados hasta ahora, cuando Marco no ha tenido muchos minutos ni mucho protagonismo.

REAL MADRID - MELILLA

Vinicius celebra uno de los goles con Marco Asensio. EFE / Rodrigo Jiménez

Hoy volvió. Marco se reivindicó. Con dos goles y una asistencia a Javi Sánchez en la primera parte. No sólo volvió a jugar Marco. Solari, de apariencia tímido y de espíritu valiente mezcló piezas de titulares y suplentes, aunque dio más peso a estos últimos: Vinicius, Javi Sánchez, Mariano, madridistas que no han tenido los minutos que esperaban.

Si hablamos de Marco, no podemos dejar de hablar del que hoy fue capitán. Marcó Isco un zapatazo que se quedó en la escuadra. Una eliminatoria que ya con un 8-0 en el global está más que terminada. El Real Madrid, con ello, dio entrada al canterano Fran García y a Ceballos pensando en la Liga aunque no sea un compromiso muy exigente. El conjunto blanco visitará El Alcoraz el domingo, horas antes de que se dispute la segunda parte de la final del Superclásico.

El equipo de Solari jugará frente a la Sociedad Deportiva Huesca. Antes de partir a Dubai jugarán el trámite final de fase de grupos frente al CSKA en el Santiago Bernabéu y tendrán otro partido de Liga ante el Rayo Vallecano en casa. Tras ello, el Real Madrid no volverá a pisar el Santiago Bernabéu hasta el año que viene, 3 de enero de 2019, cuando el conjunto madridista inaugurará el año frente al Submarino amarillo.

El Real Madrid deslumbra ante la Juve

El conjunto de Julen Lopetegui ha lavado la imagen que dio en su primer partido de pretemporada ante el Manchester. Un gol tempranero de Carvajal en propia puerta hacía presagiar lo peor para el equipo de Julen Lopetegui. Sin embargo, tras el gol, el Real Madrid se hizo dueño del balón y antes del descanso amarró el empate que fue obra de Gareth Bale.

Real Madrid vs. Juventus - International Champions Cup

El Real Madrid celebra uno de los goles / EFE

Asensio y Vinicius se hicieron dueños del carro. El extremo balear y el atacante brasileño empezaron la remontada en una jugada de ensueño y Marco firmó en la segunda parte un doblete con el que se cerraría el encuentro.

El último compromiso del conjunto blanco en Estados Unidos será ante la Roma, a las 2 de la mañana (hora española) el miércoles, es decir, la madrugada del martes al miércoles. Tras ese encuentro, seguirán la pretemporada en Europa, primero con el Trofeo Santiago Bernabéu el día 11 y, cuatro días después en Tallín (Estonia) en el derbi madrileño frente al Atleti, primer partido oficial en el que se disputará la final de la Supercopa de Europa.

Los baleares conquistan Europa

Así fue. La tarde empezaba en el WiZink Center con una consigna: Llenar el Palacio el día en el que volvía el 23 madridista, Sergio Llull. Una actuación insuperable del base balear unido a una gran actuación del capitán blanco,, Felipe Reyes y una insuperable labor anotadora de Jaycee Carroll hicieron que el club de Chamartín se llevara anotado el 2-1 a casa quedando un partido en Madrid (viernes 21h, Movistar #0) que puede significar la clasificación de los chicos de Laso a la Final Four de Belgrado.

Llull

Llull está de vuelta / AS.com

20.45 de la tarde. El Real Madrid seguía de paseo por Europa. De Madrid a Munich. Del Wizink al Allianz. De basket a fútbol. Cambiábamos a Llull por Asensio pero la esencia era la vuelta. Que cada vez que (otro balear) entra en los planes de Zinedine Zidane revoluciona los partidos. No fue uno de los mejores partidos de la plantilla esta temporada, pero la pareja Asensio – Lucas cerró bocas de una manera espectacular.

Asensio AS

Asensio en la celebración del gol / AS.com

Dos goles que pueden sellar (casi) el pase a la final de Kiev. Algo insólito y que se puede igualar 23 años después, cuando el Milán de Sacchi conquistó la Copa de Europa 3 veces consecutivas (1993,94 y 95)