Cruel desenlace para el Ford Alisauto BM Torrelavega

El Ford Alisauto BM Torrelavega echa el cierre a una temporada que no será olvidada por los aficionados fácilmente. Los naranjas pelearon hasta la última jornada de la liga regular por mantenerse entre los mejores de la DH Plata. Una vez conseguido el objetivo de forma matemática iban a intentar superar el segundo: el récord de puntos de Diego Soto. El Ford Alisauto BM Torrelavega y la parroquia torrelaveguense no dejaron de creer y se plantaron en la Final 4 de Sagunto en la que esperaba el Vestas Alarcos BM Ciudad Real.

Un choque eléctrico entre ambos conjuntos que llevó la igualdad por bandera decantó la balanza para los de Alex Mozas en los últimos minutos del encuentro y se clasificarían así para la final del domingo frente a los anfitriones Fertiberia Puerto Sagunto que dejaron sin opciones al último en clasificarse para la Fase de Ascenso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pequeña galería de cómo se vivió el partido en La Llama / Enrique González

Llegó el gran día, el que toda la ciudad estaba esperando. Tantos meses de lucha para saborear la élite del balonmano nacional. No frenó ni la lluvia a los aficionados para ver el partido ya que la pantalla se instaló en el Parque de La Llama. Cuatro y media, empezó el principio del fin para el Ford Alisauto BM Torrelavega. Comenzó la gran final frente a Puerto Sagunto con un claro protagonista, el veterano portero del conjunto rojiblanco. David Bruixola frustró los sueños de la afición naranja que veía como repelía hasta en 20 ocasiones las aspiraciones del conjunto que dirigía el técnico madrileño Alex Mozas. En la parcela de ataque destacaron el lateral izquierdo Guillermo Corzo y su compañero Jaka Spiliak.

El Ford Alisauto BM Torrelavega no pudo reaccionar frente al coloso atacante que fue Puerto Sagunto. El cuadro naranja peleará por la DH Plata el año que viene y renovará el sueño por asaltar la Liga ASOBAL la próxima temporada.

Reyes en el recuerdo de la fiesta del fútbol inglés

Toda España, Sevilla como la casa futbolística de José Antonio Reyes y Madrid como centro neurálgico continental del balompié europeo, se despertaban con una cara triste. El extremo utrerano moría durante un accidente de tráfico ocurrido esta mañana. Tanto los clubes en los que ha militado el ex internacional español (23 internacionalidades) como la familia del fútbol en general dejaron sus mensajes en las redes sociales. Era tan sólo el principio de lo que iba a ocurrir esta noche.

La UEFA autorizó el minuto de silencio que recordaba al ex jugador del Arsenal, Sevilla, Real Madrid y Atlético que actualmente se encontraba jugando en el Extremadura (2ª División). Empezaba a rodar el balón en el Metropolitano y el peligro empezaba a verse en el área spur. Una mano dentro del rectángulo visitante hacía presagiar que no iba a ser la primera para los de Mauricio Pochetino.

El encargado en lanzar la pena máxima es Mohammed Salah, al que el destino se la tenía guardada. Hace un año no terminaría el último partido de la competición continental debido a un choque con Sergio Ramos. El Tottenham por medio de Son ponía el peligro en los instantes finales en los que dejó 2 ocasiones que podrían haber sido determinantes para alcanzar el tiempo extra. Pero no fue así.

Tres finales después, Jurgen Klopp se corona como mejor entrenador de Europa. Tras los fracasos con el Borussia Dortmund frente al Bayern de Munich y la final perdida de los Red frente al Real Madrid en Kiev, el técnico alemán levanta la Orejona y termina con su particular pesadilla.

Reyes estuvo presente en la celebración del título en el césped

636950281730561269.jpg

Los jugadores del Liverpool celebran la sexta. EFE/EPA/PETER POWELL

Alberto Moreno, lateral suplente del Liverpool y ex sevillista, portó una camiseta con una foto del extremo andaluz. De esta manera, el Liverpool levanta la sexta Champions adelantando en el histórico de ganadores al Fútbol Club Barcelona y al Bayern de Múnich que tienen 5, y se quedan a una del conjunto rossonero (7 Champions).

Argentina decepcionó al mundo entero

La final de la Copa Libertadores queda suspendida hasta nuevo aviso.

River y Boca. Boca y River. La rivalidad en el país del tango llevada a una final de Copa Libertadores. A doble partido. Una locura que suena demasiado bien para los amantes del fútbol. El primer partido se suspendió debido al temporal que se sufría en Argentina. Se jugó al día siguiente en La Bombonera. Un empate tras 90 minutos. Quedaban otros 90 minutos de pasión, de rabia, de fútbol argentino.

Rueda de prensa de presidente y entrenador de Boca Juniors

Rueda de prensa tras conocer la decisión. EFE / José Romero

El fútbol sudamericano vive a examen dado que, en 2030, tres países vecinos como son Argentina, Paraguay y Uruguay son posibles candidatos a organizar esta cita mundialista que traerá la nueva década. Pero, centrémonos en lo que nos ocupa. Hoy tampoco se jugará la final de la Copa Libertadores. El autobús de los jugadores de Boca fue asaltado por los ultras de River. Bajo estas expectativas, los que pretenden mantener el negocio del fútbol dejarían que se jugara el partido, pero, hoy ganó la dignidad.

La final no se juega por motivos de seguridad, una buena medida para la limpieza del fútbol argentino pero un detrimento para su negocio. La sociedad argentina no debe permitir que el fútbol se viva de manera tan salvaje. El fútbol es pasión, si. Pero una pasión que debe ser controlada. Argentina, con este gesto, ve tambaleada una posible elección de su candidatura para el Mundial de 2030.

Por otro lado, esa final no debería de jugarse. Por dignidad de todos, Boca debería ganar el torneo y River debería ser multado y excluido un par de años de estas competiciones continentales e intercontinentales. Por dignidad y civismo.

Decidirá el Monumental

El Superclásico volvía a las pantallas de todo el planeta. Lo hacía en el mejor escenario posible el último enfrentamiento a doble partido en la ronda final de la Copa Libertadores. La Bombonera se engalanaba para la gran cita del año. Empezaban los Xeneizes sufriendo y viendo como uno de sus hombres caía lesionado en el terreno de juego. Christian Pavón se tocaba los músculos. Lloraba desconsolado porque en el fondo sabía que de abandonar el terreno de juego no podría volver ni para la vuelta en el Monumental.

Fue un intercambio de golpes en el que Boca y River, en él que la puntería fue vital. Un minuto fue suficiente para poner un empate pero Benedetto que salió por el lesionado Pavón adelantaría a Boca antes del descanso. Juego físico tras el descanso, donde River mejoró y se creció.

Final de la Copa Libertadores: Boca Juniors-River Plate

Tévez peleando un balón. EFE / Raúl Martínez

Minuto 60, tras una falta River puso el empate tras un cabezazo de Prato. Faltaba algo en el campo, faltaba el emblema xeneize. Entró Carlos Tévez, y tenía una sola misión: desequilibrar la final y romper el empate. Boca la tuvo en los últimos minutos. Un saque de banda que intentó meter dentro de la red. Aunque los xeneizes lo siguieron intentando, no pudieron. La tuvo El Apache en el tiempo añadido. Franco Armani, el portero de River Plate, fue vital para que su equipo terminara igualado. Decidirá el Monumental.

El Real Madrid a la caza de la tercera (consecutiva)

Julen Lopetegui está ante su estreno en partido oficial con el Real Madrid. No es un partido cualquiera, es una final y no ante un rival cualquiera, es el Atleti de Simeone. Un Atleti renovado y con ganas que se ha reforzado muy bien y que está dispuesto a pelear por ser SUPERCAMPEÓN de Europa.

636698771889436916.jpg

Courtois trabajando aparte / EFE

Un Atleti reforzado en todas sus líneas con jugadores como Arias, Kalinic o Rodri como sustituto de Gabi y un Real Madrid con Vinicius, un bloque que se mantiene donde la mayoría de los fichajes no podrán debutar dado que Odriozola estará dos semanas de baja y dónde Thibaut Courtois no jugará al no estar inscrito y por tanto, el titular será Keylor Navas.

Además según apunta Miguel Ángel Díaz de “El Partidazo de COPE” Keylor jugará mañana y el domingo ante el Getafe (22,15 h, BeIn LaLiga).

Un Real Madrid que podría formar con un 4-2-1-3, con Isco por detrás de Bale, Asensio y Benzema como delantero centro. Keylor; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Isco; Bale, Asensio y Benzema como delantero centro.

 

Que veinte años no es nada…

20 años. Veinte años han pasado de aquel primer Mundial que ganó el combinado galo. Entre aquellos jugadores de talla mundial encontramos a varios fuera de serie. El primero, un determinante Zinedine Zidane, que va seguido de jugadores excepcionales como Thierry Henry, actual segundo entrenador de Bélgica con Roberto Martínez o el actual seleccionador, Didier Deshamps. De aquellas hazañas han pasado dos décadas, pero la sed de triunfo francesa es la misma e incluso mayor.

Esta aventura echó a andar hace dos años, con la Eurocopa en casa, ante su público donde una joven selección francesa se enfrentó a un combinado luso capitaneado por el ex jugador madridista Cristiano Ronaldo, pero todo el planeta fútbol sabía que esta generación se merecía algo más que disputar una final de una Eurocopa. Hoy, 15 de julio de 2018, las plegarias de estos chicos han sido escuchadas. No sólo disputan la final de un Mundial ante una Croacia que ha sido de calle el mejor equipo de esta edición y que ha sido la sorpresa, sino que tienen cuerda para rato.

636672791530945354.jpg

Mbappé ante la cabeza decaída de Modric / EFE

Toca rendirse al descaro adolescente de Mbappé, a las diabluras de Griezmann, a Kanté y por supuesto a la contundencia defensiva del mayor de los Hernández, a Lucas, que parece que lleva diez años defendiendo la elástica bleu. Esta generación es de lo mejor que hemos visto en años, un equipo joven combinado con piezas veteranas para construir el mejor bloque del mundo.

636672905132650239.jpg

Macron consolando a Modric en presencia de Kolinda Grabar-Kitarović, presidenta de Croacia / EFE

Ha terminado el Mundial. Con un festival de juego y goles. Comienza otro festival, de dinero, de traspasos. Comienza el mercado de fichajes, los denominados juegos del hambre. ¿Cuánto podría costar Mbappé en esta locura de mercado? Lo sabremos en los próximos días si Al Khelaifi lo suelta.

Ronaldo, los platos sucios se lavan en casa

Ronaldo, el sábado no era el mejor momento para ir a lavar los trapos sucios con la prensa, te lo dice no sólo uno de ellos, sino uno de los que estuvo empujando desde Madrid, desde el Santiago Bernabéu. No puedes jugar así con una afición que te lo está dando todo y, sobre todo un presidente que te está defendiendo hasta las últimas consecuencias. A Florentino le está saliendo cara la broma.

Después de entrar en los libros de Historia no puedes dedicarte a dar titulares a una prensa, que, sí los busca todos los días pero, la portada ya estaba hecha en cualquier diario imparcial en España: una doble página de los campeones alzando la Copa de Europa al cielo de Kiev.

No queríamos lamentos por no marcar un gol Cristiano. Queríamos verte celebrando con todos incluso con aquellos que tienen más motivos para quejarse como: Ceballos, Vallejo, Mayoral o Casilla. Ellos podrían haberse por falta de minutos. Pero, Cristiano, ellos no lo hicieron. Ellos no lo harán.

RONALDO

Ronaldo durante un partido de Liga / Enrique González

Cristiano, la próxima vez que quieras hacer ver una pataleta de este estilo piensa en todos los madridistas que abarrotaban Cibeles, que te recibieron en el Bernabéu, cuando tu equipo y tú ganasteis la ansiada Décima, la Úndecima, la Duodécima y la decimotercera. Cuatro Champions en cinco años y las últimas tres consecutivas. Piensa en todo lo que mueves y después de hablar con Florentino actúa. Nunca antes. Acuérdate de los que se fueron. Ronaldo, fuera de Valdebebas hace mucho frio…